Vive tu Casa y descubre toda la Asesoría, Proyectos e Ideas para cada espacio

Asesoría, consejos y datos

Almohadas: aliadas del buen dormir

Elegir la almohada perfecta depende de factores como tu tamaño, postura al dormir y preferencias. Pero todas deben dar confort y soporta a tu cuello y cabeza, para evitar dolores. Conoce más en la siguiente guía de Sodimac.com.

¿Como elegir almohadas?

¿Cómo elegir la almohada perfecta?

¿Cómo elegir la almohada perfecta?

Una almohada debe adaptarse perfectamente a tus necesidades. Lo ideal es encontrar una que alinee la cabeza, el cuello y la columna vertebral y proporcione una agradable sensación de bienestar. Considera la posición en la que duermes, ya que cada persona tiene distintas maneras de descansar y relajarse por las noches

Posición en la que duermes

¿Cómo elegir la almohada perfecta?

Boca arriba

¿Cómo elegir la almohada perfecta?

De lado

¿Cómo elegir la almohada perfecta?

Boca abajo

¿Duermes boca arriba?

Se recomienda una almohada delgada. La columna cervical y la columna dorsal deben formar el mismo ángulo que al estar de pie.

Si la almohada es muy gruesa, el cuello se flexionaría en exceso hacia adelante, mientras que dormir sin almohada haría que el cuello estuviese demasiado extendido hacia arriba. Mantener, durante horas, cualquiera de estas dos posturas podría provocar contracturas cervicales.

¿Duermes de lado?

Se recomienda una almohada gruesa que mantenga la columna recta, con el cuello en el eje de la columna dorsal.

¿Duermes boca abajo?

Esta postura no es recomendable para dormir, ya que se suele modificar la curvatura de la columna lumbar y, para poder respirar, se debe mantener el cuello girado durante varias horas. Si no puedes dormir en otra posición, intenta hacerlo ligeramente de costado y con una almohada delgada.

¿Duermes sin posición fija?

Si no tienes una posición fija para dormir, selecciona una almohada que tenga un alto grado de flexibilidad, y sea lo suficientemente esponjosa para adaptarse a distintas posturas. Las almohadas de pluma son una buena opción.

¿Cómo elegir un colchón y ropa de cama?

Tipos

Tipos de almohadas

Almohada de plumas.

  • Entregan un soporte blando, ofrecen un buen confort, suavidad en el apoyo y agradable tacto.
  • Son más suaves y duraderas que las de fibra.
  • Tienden a desprender más calor.
  • Se recomiendan para niños mayores de 5 años, jóvenes y personas sin problemas cervicales.

Almohada de fibra de poliéster

  • Muy livianas y flexibles, suaves y blandas.
  • Generalmente son lavables y se secan rápidamente.
  • No conservan la humedad y son más económicas que las de plumas.

Almohada viscoelásticas

  • Ofrecen un gran apoyo debido a la adaptabilidad que entrega el material viscoelástico.
  • Eliminan la presión de la superficie de descanso sobre el cuerpo.
  • Se adapta bien al contorno del cuerpo y cabeza, además al ser elástico no produce vibraciones de movimiento.

Almohada de espuma

  • La espuma es un material que aporta viscosidad y densidad a la almohada.
  • La espuma se amolda perfectamente a la forma del cuerpo.
  • Tu peso siempre estará uniformemente distribuido.
  • Tu columna estará en una posición cómoda.

Almohada viscoelásticas con gel

  • Dan gran apoyo debido a su adaptabilidad
  • Tienen una funda con gel que genera un efecto frío
  • Ideal para noches de verano

Recomendaciones de uso y mantención

Consejos de uso

Consejos de uso

  • Considera si las utilizas solo para dormir o también para levantar espalda y cabeza cuando lees o ves televisión.
  • Si sueles apoyarte en las almohadas, éstas deben ser firmes y gruesas, para lograr mayor comodidad. También puedes complementar su altura con cojines.
  • Para dormir es mejor que la almohada sea más suaves y flexibles, por esto es recomendable tener más de una almohada y de distintos tipos según su uso.
  • Si eres alérgico a ciertos tipos de relleno o a los ácaros en general, busca una almohada hipoalergénica o utiliza fundas antialérgicas. Estos cobertores o protectores de almohadas, garantizan una total aislación para las almohadas, gracias a las propiedades certificadas del tejido llamado Pristine, que contribuye a mantener una buena higiene en la ropa de cama. Además, y por tratarse de una tela permeable al vapor de agua, estas fundas no generan humedad, lo que las hace ser completamente seguras y lavables.
  • Antes de apoyar la cabeza dale golpecitos a tu almohada desde sus laterales hacia el interior, así lograrás un mayor volumen de las fibras y, en consecuencia, un mejor descanso.

Consejos de mantención

  • Puedes usar dos fundas desmontables, que ayudarán a una menor frecuencia de lavado, alargando su vida útil.
  • El cambio de la almohada dependerá de su deterioro. Si pierde la forma o parte del relleno, se mancha o tiene mal olor, lo mejor es cambiarla por una nueva.
  • Es importante ventilar la almohada de manera semanal, así evitarás la impregnación de olores desagradables.
  • Lava la almohada lo menos posible; no lo centrifugues, deja que escurra lo que más se pueda y seca en posición plana. Si tu almohada es de plumas, se sugiere no meterla en la lavadora ni en la secadora. Con un poco de paciencia puedes lavarla a mano, en agua fría o tibia.
  • La frecuencia del lavado debería ser al menos un par de veces al año, pero se recomienda que también la laves después de salir de una enfermedad gripal.

Puedes ver más información en el video

¿Cómo elegir ropa de cama para el verano?

¿Cómo elegir ropa de cama para el invierno?

En Sodimac.com encuentra las almohadas para tener un buen dormir

Distintos tamaños, diferentes materiales para elegir la más cómoda. Revisa la categoría Almohadas.

Servicios Hogar

Contamos con Aseo profesional para ayudarte.

Categorías relacionadas

Cobertor antialérgico

Tecnología textil que actúa como barrera protectora.

Sábanas

Colores, texturas y diseños para que dormir sea un placer.

Cojines, fundas

Detalles que marcan estilo en tu dormitorio.



Ver temas relacionados