Guía de compra: Comedores | Homy.cl

Las 7 cosas que tienes que saber antes de comprar el comedor

Da lo mismo si es grande, o chico, todos necesitamos un espacio donde sentarnos a comer (el sofá no siempre es la mejor opción...). Por eso, recopilamos todo lo que tienes que saber antes de comprar un comedor, para que elijas el que se adapte mejor a tus necesidades y a tu estilo, por supuesto.

1. Como siempre, lo primero es lo primero: ¡a tomar medidas!

No nos cansamos de hacer esta recomendación: antes de comprar cualquier mueble, es necesario medir bien el espacio. Y acá, hay que tener en cuenta dos puntos:

a. El espacio donde va a ir el comedor:

Si tienes un comedor aparte, o sea, una pieza destinada únicamente a este fin, tomar medidas es fácil. Pero si tienes un área abierta donde quieres poner la mesa, hay que pensarlo bien. Mira el espacio, piensa en tus necesidades (por ejemplo, cuántas personas se sentarán ahí constantemente, o cuán importante es para ti tener lugar para invitados) y define cuántos metros cuadrados le quieres destinar al comedor. Una buena idea es marcar con masking tape en el suelo el tamaño que te imaginas, para ver realmente cómo se ve. Además, acá te dejamos una medida que te puede orientar: para asegurar una buena circulación alrededor del comedor, el espacio entre el borde de la mesa y la pared, debería ser de por lo menos 90 de ancho, por todo el perímetro, aunque lo ideal es que sea de 1,20 metros. Así, las sillas se podrán echar hacia atrás fácilmente, y la gente podrá circular.

b. Los lugares por donde tendrá que pasar la mesa del comedor antes de llegar a su destino final.

Este es un detalle que casi todos olvidan, ¡pero es crucial! Recuerda medir bien los pasillos, escaleras, ascensores y todo aquel recoveco por el que tenga que pasar la mesa de comedor. Si bien hay muchas que vienen desarmadas, y ocupan poco espacio, hay otras que vienen con las patas fijas y no dejan mucho margen de error. ¡Y es que no queremos que termines con la mesa en el pasillo del edificio o en plena vereda!

2. Ahora que ya conoces tu espacio, ¿sabes cuántas personas caben?

Cuando ya tienes claro el espacio con el que dispones, calcula el tamaño ideal para tu comedor. Acá, hay una medida que no puedes olvidar: cada comensal necesita un espacio de, por lo menos, 65 centímetros de ancho, para poder sentarse cómodamente. Y si quieres poner una silla con brazos, considera 10 centímetros más. Si quieres una mesa redonda, esta distancia puede ser un poco menor: una mesa de 1,20 metros de diámetro puede sentar cómodamente a 4 personas, y para 6, sólo necesitas una de 1,50 metros.

Si tienes poco espacio, y te encanta invitar amigos a comer, ¡no todo está perdido! Puedes elegir una mesa extensible, que es una gran opción para aprovechar los metros cuadrados al máximo. Así, cuando estés solo, podrás tener una mesa pequeña, y cuando lleguen los invitados, nadie tendrá que quedarse de pie.

Además de eso, deberías tener en cuenta tus necesidades. Por ejemplo, cuánto se va a usar el comedor. No es lo mismo uno que se usará todos los días, para trabajar, estudiar, comer y hasta jugar, a otro que se dejará sólo para las visitas ocasionales. De esto dependerá la elección final. ¡Piénsalo bien!

3. ¿Redonda, cuadrada, ovalada o rectangular? Esa es la cuestión.

Otro punto importante es la forma de la mesa. Acá te explicamos cuál es la mejor para ti.

Redonda:

Las mesas redondas permiten ocupar mejor el espacio, y facilitan la conversación. Son ideales para espacios cuadrados, porque mantienen las mismas proporciones.

Cuadrada:

Son ideales para espacios pequeños, porque incluso se pueden poner pegadas a la pared por alguno de sus lados. Se recomiendan para piezas que tengan esta misma forma.

Ovalada:

A medio camino entre las rectangulares y las redondas, son amplias y cómodas. Se recomiendan para espacios largos y estrechos.

Rectangular:

Es un clásico, y es perfecta para espacios que tengan esta misma forma. Dan la sensación de amplitud y, si te gusta sentarte a la cabecera, esta es la opción.

4. ¿Qué material es mejor?

Elegir el material perfecto para tu mesa de comedor depende casi exclusivamente de tu estilo. Si te encanta la onda más rústica, entonces la madera es ideal. Pero si prefieres un look más moderno, entonces elige vidrio. Acá, las ventajas de cada uno de los materiales más comunes.

Madera:

Es un material súper resistente, pero que requiere de algunos cuidados para que se mantenga en buen estado. Es muy versátil, y va bien con casi todos los estilos. ¿Quieres saber más? Acá te explicamos las ventajas de cada uno de los tipos:

  • Encino: Por su firmeza y color, es de las más usadas en Estados Unidos y Europa para muebles. Además es muy durable y resistente.
  • Lenga: Esta madera noble chilena es resistente, de muy buena calidad. Se caracteriza por su color rosa pálido a oscuro, con vetas muy atractivas.
  • Acacia: Súper duradera y fácil de mantener, esta madera destaca por su color marrón oro. Además, resiste perfecto los cambios de temperatura y la humedad.
  • Roble: Resistente y durable, su color rojizo intenso es su marca registrada. También destaca por su resistencia y durabilidad.
  • Haya: De alta densidad y excelente calidad, esta madera es de color amarillento, pero con el tiempo va tomando tintes rojizos.
  • Pino: Es una de las más usadas en mueblería, sobre todo por su densidad, dureza, flexibilidad y resistencia.

Vidrio:

Muy fácil de mantener, es ideal también para espacios pequeños, porque es muy liviano visualmente.

Enchapado:

Tiene lo mejor de dos mundos: toda la calidad y carácter de la madera, pero a un precio más bajo. Además, suelen ser más livianas y fáciles de mover.

Plástico o PVC:

Es una gran opción para espacios versátiles, porque son súper resistentes. Otra ventaja es que se limpian muy fácilmente. Las de color blanco, son ideales para espacios pequeños, porque se ven más livianas.

5. Hablemos de sillas... ¿sabes cómo elegir la mejor para tu mesa?

¿Sabías que está cada vez más de moda usar sillas diferentes y combinar distintos estilos? Ya no tienes por qué guiarte por un solo look: ahora todo está permitido. Atrévete a combinar una mesa de madera, con sillas de plástico. O elegir una mesa neutra y jugar con puras sillas distintas. Esos detalles harán de tu comedor un lugar único, que refleje tu personalidad.

Pero si hay un detalle que no puedes dejar de lado, es la ergonomía, porque al final del día, más allá del estilo, todos queremos estar cómodos cuando nos sentamos a comer (o a trabajar, o a estudiar? en estos tiempos modernos, las mesas son completamente multiuso). Por eso, la altura de la mesa y de las sillas es crucial: para sentarse cómodamente la mesa debe tener entre 72 y 75 centímetros de altura, y las sillas, entre 45 y 50 centímetros.

Por último, no podíamos dejar de lado la funcionalidad. Acá, nuevamente tienes que considerar tus necesidades: si tienes niños o mascotas en la casa, lo ideal es elegir sillas fáciles de limpiar y súper resistentes. La madera y el plástico son los materiales ideales. Y es que por más linda que parezca una silla tapizada en terciopelo, probablemente la tercera vez que se de vuelta encima el jugo, o la salsa de tomates, ya no parecerá tan buena idea.

6. Si tu espacio es pequeño, ¡no desesperes! También hay opciones estilosas para ti.

Y como sabemos que los metros cuadrados no siempre sobran, tenemos opciones para los espacios más pequeños también. Acá, lo ideal son las mesas extensibles, que son ideales porque se transforman de acuerdo a la ocasión. Incluso, hay mesas plegables, que se esconden completamente, casi como por arte de magia. Estas son ideales para comedores informales y para espacios reducidos.

Otra forma de optimizar el espacio al máximo es muy simple: ¡usa banquetas! En vez de sillas, elige una o dos banquetas que, cuando no se usan, se pueden esconder bajo la mesa, y que, además, permiten acomodar a mucha más gente. Donde caben 3, caben 4, ¿o no?

7. Y por último, ¿sabes qué accesorios no pueden faltar en tu comedor?

Pero el comedor no es sólo la mesa y las sillas? También tienes que tener en cuenta los complementos que lo convertirán en un lugar especial. La iluminación es crucial, porque le da más ambiente a cualquier espacio; y las alfombras no sólo sirven para darle más estilo, también son un excelente recurso visual para delimitar el área.

Además, recuerda esos detalles que marcan la diferencia: manteles, adornos, y hasta una vitrina o un arrimo, para decorar el espacio como se lo merece.

¿Ya estás listo para elegir tu comedor?