Guía de compra: Camas y colchones | Homy.cl

Las 5 cosas que tienes que saber antes de comprar una cuna

Si estás leyendo esto, probablemente estás a punto de entrar al fascinante mundo de la paternidad... ¡Bienvenido! Para ayudarte en este increíble proceso, nos hemos preparado para que puedas encontrar todo lo que necesitas para cada etapa: desde el moisés para los primeros meses, hasta una cuna convertible que te acompañará por muchos años. Revisa todo lo que debes saber antes de comprar la primera cuna y arma la pieza soñada. En Homy, seguro tenemos eso que te encanta.

1. ¿Qué tipos de cunas existen?

Hay que partir por lo más básico: ¿sabes cuántos tipos de cunas existen y cuál es cuál? Acá te explicamos cuáles son las que tienes que conocer, para que puedas tomar una decisión súper informada.


Cuna de colecho

Primero, ¿qué es el colecho? Es compartir la cama con tu hijo de manera habitual. Esta es una práctica muy antigua, pero que en el último tiempo se ha puesto súper de moda, porque tiene muchos beneficios. Las cunas de colecho se acoplan a la cama (tienen la misma altura) y hacen más fácil el contacto entre padres e hijo. Además, facilitan las tomas nocturnas, que es un gran punto a favor.


Moisés

El moisés es la clásica cuna pequeña que se pone junto a la cama de los padres durante los primeros meses. La gracia de esta cuna es su tamaño, ya que no se necesita una gran pieza para poder instalarla y además les da un ambiente más acogedor y protegido. En general se usa hasta los 4 o 6 meses aproximadamente, pero eso depende de cada familia.


Cuna con barrotes

Es la cuna más convencional, y la favorita de muchos. Estas sirven hasta que los niños tienen cerca de dos años, y son muy seguras, ya que cuentan con barrotes para evitar posibles caídas. La mayoría son de madera y algunas cuentan con dos niveles para poner el colchón, dependiendo de la edad del niño. Hay muchos diseños disponibles, que se pueden adaptar a las distintas tendencias.


Pack and play

Estas cunas destacan por su versatilidad. Fueron creadas como cunas de viaje, pero muchos deciden usarla como la cuna definitiva. Son muy fáciles de armar y desarmar, muchas son plegables y la mayoría tiene rueditas, facilitando su desplazamiento. Algunas incluso tienen mudador. Ideales para los papás amantes de la funcionalidad.


Cuna etapas

Perfecta para los papás que piensan a futuro, esta cuna se puede convertir en una cama completamente funcional, que los niños pueden usar hasta los 8 años aproximadamente. Algunas tienen un mudador desmontable, que luego funciona como una pequeña cómoda o velador.

Tipos de cunas

2. En cunas, la seguridad es lo primero. ¿Qué hay que tener en cuenta?

Medidas de cunas

2a. Descubre las medidas más importantes

Cuando se trata de buscar la cuna perfecta, más allá del estilo, hay que tener en cuenta la seguridad. Acá, algunas medidas que no puedes obviar:

  • La distancia entre los barrotes no debe ser mayor a 6 centímetros, para evitar que el bebé pueda quedar atrapado.
  • El colchón de la cuna debe quedar ajustado, con no más de dos centímetros entre el colchón y los lados de la cuna.
  • Si la cuna es antigua, hay que fijarse que haya sido pintada con una pintura no tóxica, porque los niños suelen morder las barandas y podría ser peligroso.
  • Para evitar que tu hijo pueda salir de la cuna y caer, la distancia entre la parte superior del colchón y los lados de la cuna debe ser de por lo menos 50 centímetros de alto.

2b. Accesorios y seguridad, lo que debes saber

Accesorios para la cuna existen muchos, pero en realidad, por lo menos hasta que los niños cumplen un año, no necesitan más que una sábana bajera y un protector para el colchón. Además de eso, una manta es suficiente.

La recomendación es que el interior de la cuna esté tan libre y despejado como sea posible. Por eso, hay que evitar los cojines, almohadas, peluches, y todo lo que pueda significar un peligro durante la noche. Hay que recordar que los niños se mueven mucho, y que pueden terminar enredados entre tantos accesorios.

Tampoco se recomiendan los protectores acolchados que se ponen en los lados de la cuna, porque representan un peligro: los niños pueden cubrirse y dejar de respirar, y además entorpecen la correcta circulación del aire. Si se usan, hay que tener mucho cuidado, preocuparse de que queden completamente fijos, y dejar espacio para la ventilación.

Si se pone un móvil sobre la cuna, este debe quedar a una altura suficiente como para que el niño no lo pueda tocar.

Accesorios y seguridad

3. ¿El colchón es realmente importante?

Muchas personas creen que el colchón no importa demasiado cuando los niños son pequeños, pero es un punto fundamental. El colchón debe ser firme y rígido, porque se necesita una base firme que pueda distribuir de forma uniforme el peso del bebé, evitando así riesgos relacionados con la postura.


Importancia del colchón

Como las guaguas duermen casi la mitad del día, es importante asegurarse que tengan una buena postura. El colchón debe tener una estabilidad que haga que bajo el peso de la guagua se hunda levemente, pero mantenga su firmeza. Un colchón muy blando podría causar problemas en su columna vertebral.

Se recomienda que el colchón tenga por lo menos 10 centímetros de altura, y que sea fabricado con materiales hipo alergénicos.

Además, hay que mantenerlo lo más limpio e higiénico posible. Para eso, se puede elegir un colchón con una cubierta de fácil limpieza, o un protector de colchón.

Hay que recordar que el espacio entre el colchón y los barrotes de la cuna no debe ser superior a los dos centímetros (por riesgo de atrapamiento).

4. ¿Qué características te harán la vida más simple?

Además de la seguridad, hay que tener en cuenta la comodidad. Acá, algunas características que harán que todo sea más fácil.

Doble altura

Estas cunas, donde el colchón tiene una altura regulable, te permiten alcanzar más fácilmente a tu hijo durante los primeros meses, y después, cuando crece, se pone más abajo, para que no pueda trepar los barrotes.

Medida estándar

Que la cuna no sea "hecha a la medida" hará que sea mucho más fácil encontrar colchón, sábanas y cobertor.

Ruedas

Si necesitas que la cuna se pueda desplazar fácilmente, las ruedas son una gran característica. Fíjate eso sí que por lo menos dos de las ruedas cuenten con freno, para evitar que se mueva cuando tu hijo está solo.

Baranda abatible

Este tipo de barandas son un alivio para tu espalda, porque harán mucho más fácil poder sacar a tu hijo de la cuna. Eso sí, la baranda tiene que ser de buena calidad y tener buenas fijaciones, para que no se abra fácilmente (es impresionante lo hábiles que son los niños cuando están solos...).

Comodidad cunas

5. ¿Dónde instalar la cuna?

Durante los primeros meses, lo ideal es tenerlo junto a la cama de la mamá, porque facilita las tomas nocturnas. Cuando ya están más grandes (4 meses en adelante, aproximadamente), se pueden instalar en su pieza. Ahí hay que tener especial cuidado con la seguridad: no poner la cuna junto a una ventana, ni junto a un radiador, para evitar los cambios bruscos de temperatura.

También hay que mantener la cuna alejada de cortinas o persianas, porque los cordeles son un peligro en esas pequeñas manos.

Y aunque vemos a los niños muy tranquilos, es necesario poner la cuna lejos de repisas, muebles o incluso del mudador, si es que ahí mantienes sus remedios o productos de higiene, por ejemplo. Siempre pueden trepar y llegar a los lugares más insospechados. Recuerda que en un abrir y cerrar de ojos, empezarán a ponerse de rodillas y luego de pie.

Ahora que sabes todo lo necesario para comprar tu primera cuna, ¡es hora de elegir! Y no olvides que en Homy tenemos muchos textiles y accesorios para hacer de la cuna y la pieza de tu bebé, un lugar único.