Calefacción - Cocina - Cocina y Logia - Vive tu Casa | Sodimac.com

Mini chefs

Cada día son más los niños que disfrutan cocinando. Tal vez por la influencia de la televisión y los programas de cocina que han llegado a Chile. Tal vez por la tendencia que hemos visto de compartir con la familia en ese espacio. O tal vez porque ahora los niños son más agrandados. Quién sabe? El punto es que probablemente este otoño-invierno pasemos mucho tiempo con ellos ahí.

En ese contexto, puede ser una buena idea darle más vida a la cocina. Salir de la decoración “seria” en tonos neutros y optar por algo más animado donde los niños se sientan bienvenidos. Además, actualmente existen muebles modulares con diseños modernos que bien pueden combinar con muros de colores fuertes o con patrones geométricos que den alegría a los días grises de esta época. Y seguro que renovando el espacio a todos les dará más ganas de cocinar.

Hora de almuerzo

Para enseñarle a cocinar a los niños hay que tener paciencia. Debes saber que vas a avanzar más lento en las labores, que al principio no va a quedar perfecto y que probablemente vas a tener que estar detrás de ellos lavando todo lo que usen. Pero vale la pena porque se pasa bien.

Los sábados o domingos en la mañana son buenos momentos para comenzar. Definan qué van a preparar de almuerzo y distribuyan las tareas entre los cocineros. Alternar los utensilios, ollas y electrodomésticos les enseña a compartir y respetar, pero también es bonito que cada uno tenga su delantal, su cuchara de palo y su bowl para que sienta la cocina como un espacio propio.

Recuerda que tu labor en ese momento es ser una guía amorosa, para que ellos puedan aprender haciendo. Si queda malo la primera vez ¡no importa! La próxima será mejor.

Fanáticos del postre

Si a tu familia le gusta lo dulce, será la repostería lo que los lleve a pasar tiempo juntos en la cocina. Hacer queque, calzones rotos, arroz con leche, sopaipillas pasadas o leche asada son buenas ideas porque son preparaciones relativamente fáciles de hacer y muy tradicionales. Y es que una de las cosas lindas de la cocina es que las recetas pueden ser un legado que pasa de generación en generación.

Es muy práctico cocinar con ellos los fines de semana cuando tienes invitados a tomar té, porque además le pueden dar un toque gourmet a sus preparaciones con la presentación de la mesa. Un bonito mantel, una vajilla que haga juego y alguna tetera especial es todo lo que necesitas.

Todo limpio

Después de una mañana o una tarde de cocina, la ropa de tus niños de seguro va a estar lista para el lavado. Así que también te recomendamos que esos días dejes preparada la logia para recibir un cargamento de ropa y paños de cocina sucios.
Una práctica solución es dejarles un canasto para que después de cambiarse dejen ahí su ropa. Metes todo a la lavadora y luego cuelgas fácilmente en un tendedero. Sí, tendedero porque en meses de otoño e invierno conviene dejar la ropa bajo techo en caso de lluvia.

¡Listo! Cocina rica y todo ordenado y limpio. ¿Qué mejor?

Deco

Se están usando mucho las alfombras en lugar poco habituales como es la cocina o el baño. Atrévete y dale más calidez a tu cocina este invierno.

Muebles

Si tus hijos son pequeños, procura tener pisos o sillas plegables a mano para ellos en la cocina. Así estarán más cómodos.

Gasfitería

Recuerda que los filtros y purificadores de agua te ayudan a cuidar la salud de tus niños y el sabor de tus preparaciones gastronómicas.