Especial línea blanca

Proyectos destacados

Baño - ¡Baño para mujeres!

¿Tienes una adolecente en casa? Crea un baño sólo para ellas, donde puedan expresarse y soñar cada día. Inspírate con estos tips.

Documento sin título

Preguntas frecuentes sobre pinturas

Es aconsejable empezar todo proyecto de pintura con un "primer", pues mejora la adherencia y el rendimiento. Además, perfecciona la terminación y brillo de la pintura final.

Esta etapa puede ser la más entretenida, pero abrumadora por la cantidad de colores para elegir. Para tomar la decisión correcta debes considerar la luz, tanto natural como artificial, del ambiente que pintarás. La pintura reflejará la luz de manera diferente. Por lo tanto, lo más aconsejable es que pruebes los colores en una pared, según el tipo de luz que da a lo largo del día. Un dato importante a considerar es que mientras más brillo tenga la pintura, mayor será el reflejo de la luz sobre la misma. Además, te mostrará más las imperfecciones de la superficie donde se aplica.

También ten en cuenta la clasificación de los colores. Esto es, si pertenecen a armonía cálida, fría o neutra. Los primeros tienen una mayor cantidad de rojo; los segundos, del color azul, y los neutros tienen más cantidad de amarillo. Además de esta combinación, los colores tienen mayor o menor porción de blanco y negro. Según ellos, se define la palidez o la oscuridad de un tono.

Recuerda que la decisión de elegir un color de pintura va más allá. Por esto, considera la gama de colores que aplicarás a toda tu decorado. Asesórate bien y sigue tu instinto.

Las pinturas a base de agua tienen como solvente el agua, por lo que son inocuas para la salud. Dentro de sus ventajas, también podemos considerar que se secan en breve tiempo. Por lo tanto, es posible realizar una segunda mano en unas 6 horas más tarde. Además, son ideales para interior, ya que puedes utilizar el ambiente a pocas horas después de su aplicación.

En tanto, las solventes huelen más y necesitas contar con disolvente para diluirlas. Además, cubren mejor la superficie, son más duras y resistentes. También puedes encontrar una para aplicar sobre óxido, algo que no está disponible al agua. Son resistentes a la intemperie, aunque no toleran la alcalinidad. Por lo tanto, considera que si va a ser aplicada en superficies como concreto, estucos y ladrillos, será necesario neutralizar y luego sellar la superficie.

Hoy en día la tecnología ha avanzado y contamos con esmaltes sintéticos a base de agua que cuentan con las mismas propiedades de los clásicos productos solventes, pero ahora son más amigables con el medio ambiente.

Para neutralizar un color oscuro, debes aplicar primer/primera mano. Este producto, que se aplica antes de la pintura de terminación, se puede preparar del mismo color que la pintura que escogiste como definitiva para tus muros. Esto ayudara a lograr el color deseado con menos manos de aplicación.

Sí, es posible. Debes aplicar primer como primera mano para generar el puente de adherencia entre ambas pinturas. Te recomendamos usar primer/primera mano con calidad Deluxe.

Si, es posible. Preocúpate de aplicar primer como primera mano para generar el puente de adherencia entre ambas pinturas

Efectivamente, y las hay de distintos fabricantes. Como su nombre lo indica, son aptas para la limpieza de manchas sin remover la pintura, por lo tanto son ideales para utilizar en zonas de tránsito, así como para habitaciones de niños o piezas de juego. Para quitar el polvo, necesitarás pasar la aspiradora o un plumero. Luego, con un paño o esponja húmeda en agua tibia, pasa por el muro de arriba hacia abajo y listo. Recuerda que mientras más brillo tenga la pintura, más ciclos de lavado aguantará; por tanto, para zonas de alto tráfico y/o zonas de mayor suciedad, como baños o cocina, recomendamos pinturas semibrillo y brillantes.

Se recomienda el uso de pinturas al agua o esmalte al agua/látex para utilizarlas en interiores.

Si la fachada a pintar es de concreto, estuco o ladrillo, te recomendamos aplicar un esmalte al agua de exterior, previamente preparado con un primer. Si es metálica, como una reja, necesitas emplear esmaltes sintéticos base agua. Si es de madera, puedes utilizar barnices, stain y/o protector de madera en distintas terminaciones. La diferencia principal entre un barniz y un stain radica en que el primero crea una película sobre la superficie a aplicar, mientras que el stain penetra la madera y la protege desde su interior.

Ten presente que todos los productos para exteriores tienen mayor resistencia a la intemperie y a los agentes climáticos. Además, suelen tener filtros ultravioleta para la mejor conservación de la madera expuesta a los rayos solares.

Depende directamente del ambiente en cuestión. Por lo tanto, la recomendación según cada espacio es:

  • Baños: Dada la gran cantidad de humedad, se deben usar esmaltes al agua con un poco de brillo a brillantes, ya que son más lavables. Por otro lado, la humedad favorece al crecimiento de hongos. Es habitual encontrar pinturas anti-hongos que disminuyan la posibilidad de su proliferación.
  • Cocinas: Se recomienda esmaltes al agua con un poco de brillo a brillantes por ser fáciles de lavar y por soportar ciertos productos abrasivos. Esto permite una menor adherencia de la suciedad y, por supuesto, una mejor limpieza. Si debes repintar, se aconseja quitar todos los restos de grasa, limpiar la superficie y aplicar un primer/primera mano antes de la pintura de terminación.
  • Habitaciones infantiles o personas delicadas de salud: El uso de pinturas sin olor es favorable para aquellas personas que no soportan olores intensos o que tienes problemas respiratorios. Se aconseja usar pinturas de fácil limpieza (con un poco de brillo), especialmente para las habitaciones de los niños.

Es recomendable volver a pintar el exterior de la casa cada 2 a 3 años, en condiciones normales. Sin embargo, si es un lugar con mucha exposición, este periodo debe ser menor. Ten presente que si la pintura se ha descascarado, quiere decir que repintarla no bastará, sino que será necesario realizar una preparación previa a la superficie. Es decir, deberás lijarla, aplicando pasta de muro y primer/primera mano antes de la nueva pintura de terminación.

En general, se recomienda aplicar pinturas cuando la temperatura esté sobre los 15°C y la humedad relativa no exceda el 80%. Cuando la superficie está muy fría, demora mucho más el secado y si la humedad relativa es muy alta, es posible que se produzcan velados. Éstos son manchas sobre la pintura de aspecto lechoso, donde hay pérdida de brillos.

La segunda mano de pintura solo se puede aplicar una vez que la primera se haya secado. Es muy importante respetar el tiempo entre cada capa, con el fin que ellas se sumen, logrando así los espesores adecuados de cobertura y protección de lo que estamos pintando. Si no respetamos este periodo, las películas se refunden unas con otras sin que se consiga el espesor deseado. Es importante fijarse en las recomendaciones del fabricante.

Mucho, algunas implicancias según tipo de pintura:

  • La pintura de acabado mate disimula las imperfecciones de las paredes y los techos. No obstante, absorbe más la luz y tiende a oscurecer las imperfecciones de la superficie.
  • La pintura satinada: Refleja ligeramente la luz, es más resistente y lavable, por esto se recomiende para lugares de tránsito bajo/medio, como pasillos y habitaciones.
  • La pintura de semibrillo: Es una pintura que está entre el satín y el brillante. Son de menor brillo que las pinturas brillantes, pero más brillantes que las pinturas de terminación satinada.
  • La pintura brillante refleja totalmente la luz. Es la que mejor se limpia de las 5, pero se usa menos, ya que deja en evidencia todas las imperfecciones.
  • La pintura de bajo brillo: Cuenta con un acabado ligeramente menos reflectante que las billantes.

Sigue esta guía por superficie:

Muros estucados: Selecciona pinturas base agua, pues tienen un buen poder cubritivo. Son de secado rápido y de fácil aplicación. Además, tienen diferentes brillos, según la necesidad.

Madera: Los barnices/protectores de madera son una excelente opción. Si deseas aplicar pintura, recomendamos que sea base agua.

Ladrillos: Existen barnices y selladores para mantener intacto su color y su textura. Si decides pintar, te recomendamos pinturas base agua, previa aplicación de primer/primera mano.

Rejas y fierros: Dependiendo del ambiente, procura protegerlos antes de la pintura con un anticorrosivo. Elije una pintura con alto poder cubridor y de secado rápido, como un esmalte para metales/sintético base agua.

Muros interiores: Recomendamos pinturas base agua, ya que son menos nocivas y más amigables con el medio ambiente.

Cielos: Si el cielo cuenta con hongos, limpia la superficie con un paño y un detergente suave para posteriormente aplicar un esmalte al agua o una pintura de cielo.

Puertas y marcos: Si deseas mantener el color de la madera, aplica barniz/protector de madera. Si quieres pintar la superficie, te recomendamos pinturas base agua, previa aplicación de primer/primera mano.

La cerámica no se puede pintar, ya que trae un recubrimiento que no es compatible con la pintura. Si a pesar de esto, se pinta, tarde o temprano terminará por salirse la pintura.

Para proteger una superficie oxidada antes de la aplicación de una pintura de terminación, recomendamos aplicar un convertidor de óxido y un anticorrosivo. En Sodimac puedes encontrar productos para aplicación, por separado o todos juntos, para que protejas tus superficies.

Sí, varía. Si se pinta sobre una superficie con textura (pintura de grano), el rendimiento será menor que si se aplica sobre una lisa.

Lo básico antes de pintar cualquier tipo de superficie es limpiarla con un paño húmedo con el fin de eliminar las manchas de polvo o grasa. Luego, se debe pasar una lija de grano fino para retirar todas aquellas partes sueltas o en mal estado. Aplica pasta de muro, si es necesario, para corregir imperfecciones y aplicar primer/primera mano antes de la pintura de terminación.

Lo básico antes de pintar cualquier tipo de superficie es limpiarla con un paño húmedo con el fin de eliminar las manchas de polvo o grasa. Luego, se debe pasar una lija de grano fino para retirar todas aquellas partes sueltas o en mal estado. Aplica pasta de muro, si es necesario, para corregir imperfecciones y aplicar primer/primera mano antes de la pintura de terminación.

Sí, es posible. Sin embargo, debes aplicar primer como primera mano antes de la pintura de terminación.

También ten presente que la mayoría de los papeles murales hoy día están plastificados. Esto produce que, por ejemplo, las pinturas al agua adquieran una pegajosidad, dando la impresión que no se ha secado del todo, demorando el proceso de adherencia. En algunos casos, este proceso puede tomar meses. Esto ocurre, puesto que el plastificante del papel mural reacciona con la resina del esmalte agua, pasando a través de la pintura y localizándose sobre ella.

Aunque pareciera que es un proyecto de gran magnitud, es totalmente abordable. Su técnica es sencilla, solo necesitas planificarte bien, tener la disposición de la familia y seguir este tutorial:

  • Antes de empezar debes asegurarte de sacar muebles y guardapolvos en el lugar que quieras reformular. Considera sellar puertas. Luego, intenta barrer o aspirar el piso para retirar toda partícula de polvo. También, asegúrate de pegar tablas que estén sueltas y reparar agujeros.
  • Posteriormente, viene el proceso de pulido para lo que tendrás que arrendar la máquina para pulir, las que puedes rentar en Sodimac. Empieza por un pulido grueso, con una lija n°80; sigue con un pulido medio, con una lija n°100 y para terminar, haz un pulido fino con una lija n°120. Para bordes necesitarás una pulidora especial, pequeña y práctica. Si luego de todo este proceso todavía quedan manchas, retíralas de forma manual con un raspador. Recuerda quitar todo polvo antes de vitrificar.
  • Aplica la primera capa de vitrificante. Aquellos de poliuretano resistente y durable. Dado que su secado es lento, es autonivelante, lo que quiere decir que es de fácil aplicación. Disuelve el vitrificante con un 50% de aguarrás y aplica sobre el piso. Deja secar por 24 horas.
  • Una vez que el piso esté seco, pule nuevamente, recurriendo a una máquina que tenga una lija n°400.
  • Ya puedes seguir con la segunda capa de vitrificante. Cuida diluirlo en un 10% de aguarrás. Luego, debes aplicar 2 capas más, dejando pasar 24 horas entre cada una.
  • Tras la última capa, espera 48 para transitar por el piso de madera recién vitrificado. Instala los muebles nuevamente solo después de transcurridos 5 días.

Si la madera es nueva, apenas estará sucia, pero sí puede registrar irregularidades, la que deben cubrirse con alguna pasta de madera o masilla. Una vez que esta sustancia se haya secado, bastará con pasar una lija más o menos gruesa, en función de la suavidad previa de la superficie y la que se desee alcanzar. Luego se retira el polvo con un paño limpio y poco humedecido.

Con la preparación descrita, la madera ya estaría lista para ser pintada, pero si se buscan resultados óptimos, antes de la pintura conviene aplicar 2 sustancias: primero, un preservador de madera, que garantizará la salud del material a largo plazo y que se debe secar bien durante al menos 24 horas; y segundo, un sellador universal para maderas, que asegure la adherencia de la pintura.

En lugar del sellador, una alternativa es dar una primera mano de la pintura que se utilizará. Pero si es el caso, la pintura se debe rebajar bastante con agua. Después de aplicar esa primera capa, se debe pasar de nuevo una lija fina, para después aplicar la pintura sin rebajar.

Preparar una superficie de madera ya pintada con anterioridad, exige un poco más de trabajo, ya que primero habrá que quitar los restos de pintura antigua con la aplicación de un removedor de pintura. Conviene efectuar esta tarea con un pincel y con las manos protegidas por guantes de goma, ya que es una sustancia corrosiva. Por el mismo motivo, se debe procurar no tocar con ella ningún herraje. Después hay que quitar la pintura antigua con una espátula de metal. Antes de aplicar la pintura a la madera, conviene dar una capa de preservador y otra de sellador universal para maderas.

Para limpiar la superficie, después de tratarla con la espátula, se debe pasar un trapo empapado en alcohol de 95 grados o en una mezcla de agua y detergente. Luego se aclara bien la superficie, si es posible, con agua caliente y una esponja.

Terminado este proceso, es muy posible que la superficie tenga muchas irregularidades, por lo que será imprescindible pasar primero una lija gruesa para alisarla y, después, una lija de grano más fino, para dar la terminación deseada. En caso de formarse huecos, hay que emplear masilla o pasta de madera, y volver a lijar. Después, al igual que para la madera nueva, es conveniente recurrir a sustancias que aseguren la calidad del acabado final: el preservador de maderas y el sellador universal.

Puedes protegerlas con un protector de madera que posea anti-termitas/insectos.

Sí. El esmalte epóxico de última generación, en formato spray y brochables. Este artículo produce una fina terminación enlozada de rápido secado, alto brillo y excelente poder cubritivo. Se aplica fácilmente sobre superficies de metal no pintadas o con pintura antigua, firmemente adherida. Es lavable y, por su composición química, es resistente a detergentes comunes de uso doméstico, grasas y aceites.

Así es. De hecho, existen pinturas especiales para aplicar en techos. Para su aplicación, toda plancha de zinc o zincalum, nueva o antigua, se debe lavar con solución de detergente y enjuagar con abundante agua. Debe estar libre de polvo, grasa, aceite y moho. Deja secar antes de pintar.

Hay pinturas especiales para esto. Consulta a tu vendedor de pinturas en Sodimac.

Todas las pinturas tienen esta característica. En caso de querer proteger superficies de madera, conservando la veta natural, aplica stain. Si se trata de superficies estucadas, puedes aplicar pinturas base agua.

Para eliminar hongos, debes aplicar un detergente suave. Recuerda usar guantes en todo el proceso. Si este tratamiento no elimina los hongos en su totalidad, lija la zona contaminada.