Sodimac.com | Novedades para esta Navidad: Villas Navideñas

Novedades para esta Navidad: Villas Navideñas

¡Las villas navideñas han llegado para quedarse! Estas tradicionales representaciones de aldeas se han convertido en una tendencia para llenar de calidez nuestros hogares en esta Navidad, iluminando con sonrisas a pequeños y grandes. Pero ¿por qué han ganado tanta popularidad? Te contamos a continuación:


Lo primero: ¿Qué son las villas navideñas?

Estos pintorescos pueblitos son un conjunto de edificios en miniatura ambientados en la época navideña que se pueden instalar tanto en el interior como en el exterior de nuestras casas. Estas colecciones pueden incluir todo lo que normalmente encontramos en una localidad: árboles, calles, vehículos, personas, animales, etc. Y pueden estar conformadas simplemente por un par de elementos, o por una amplia variedad de piezas que permitan construir una gran ciudad.

Respecto a su materialidad, normalmente, estas figuras están construidas con cerámica, resina o cartón.

Tradición navideña

Se dice que las primeras villas navideñas se remontan por lo menos al siglo XIII, donde se buscaba recrear el nacimiento de Jesús como en los clásicos pesebres que instalamos actualmente bajo nuestro árbol de Navidad. Pero, a través del tiempo, y gracias a la expansión de esta tradición por distintos países del mundo, estas representaciones fueron evolucionando e incorporando, cada vez, más elementos contemporáneos, hasta convertirse en lo que conocemos hoy.

Una tendencia que suma seguidores

El gusto por coleccionar estas pequeñas urbes ha aumentado exponencialmente, llegando a ser considerado como una gran afición por muchas personas. Incluso, hoy podemos ver en países como Estados Unidos, eventos donde se exhiben extraordinarias colecciones que pueden abarcar varios metros cuadrados.

Como podemos ver, las villas navideñas son mucho más que un elemento decorativo. Pues, han trascendido durante siglos para que hoy podamos tenerlas y llenar de alegría nuestro hogar. ¡Atrévete a seguir esta tradición! Y no olvides añadir un tren para darle un toque aún más mágico.