Sodimac.com | Jardín - ¿Cómo iluminar tu jardín?

Un jardín bien iluminado renace cada noche y crea atmósferas que pueden transformar por competo los espacios. Luces y focos permiten darle profundidad y acentos a tu jardín, logrando que todo el trabajo y cariño invertido en él, tome vida en la noche.


Planifica: es lo primero

Una vez que te has convencido de dar vida a tu jardín por las noches, define los espacios que vas a iluminar  y qué objetivos quieres lograr con cada uno de ellos. Hay varias zonas que requieren atención, por ejemplo: la entrada a la casa, el mismo jardín, algunos caminos, pero lo que no puede faltar, es un rincón más íntimo para disfrutar con la familia y los amigos. Una forma rápida y sencilla de lograr un ambiente encantador es incorporar guirnaldas de luces entre los árboles. De inmediato crearás un ambiente mágico.






Con fines más dramáticos, crea zonas acentuadas, aquellas en donde quieras destacar especies, objetos o escalones. Seguro hay sectores o piezas claves de tu jardín que siempre querrás verlas iluminadas.






Crea efectos con los faroles de tu jardín

Si sueñas con que tu jardín te encante por las noches, debes consider algunos aspectos. La decisión del color de los faroles  es uno de los primeros temas. Esto depende de la decoración de tu terraza y el estilo de tu casa, pero siempre conviene usar tonos que resistan bien en el exterior como el gris y negro, así como colores que no llamen la atención de día. Juega con los distintos ambientes, modelos y tipos de luces.








Ilumina tus plantas favoritas

También hay técnicas que pueden lograr efectos que no pasarán desapercibidos. Una de ellas es la que puede imitar la luz de la luna, y se logra al ubicar en puntos altos del jardín un par de focos apuntando hacia abajo en distintas direcciones. Se logrará el efecto cuando el foco quede oculto tras el follaje de algún árbol.





Un efecto muy dramático se logra cuando iluminas flores y arbustos con un foco instalado a ras de suelo. Lograrás destacar puntualmente cada especie. Recuerda: una correcta elección de fuentes de luz implica una iluminación sostenible, económica y respetuosa con el medio ambiente.





Luz a ras de suelo

Crea senderos en tu jardín, ya sea con durmientes o vigas de madera a ras de suelo, piedras, gravilla, etc. Puedes iluminarlos con hacerlo con pequeños focos estaca, faroles solares o balizas con luces LED que proporcionan una luz muy tenue. El resultado es muy estético y, además de consumir poco, su vida útil es mucho mayor que la de una ampolleta convencional.

Y recuerda que iluminar los senderos también se convierte en una necesidad de primer orden cuando pensamos en seguridad. Queremos que tanto nuestros invitados como nuestros hijos caminen a salvo y felices por el jardín.