LookBook

Cena para dos

Compartir en pareja

No hace falta que sea el Día de los Enamorados o el aniversario de matrimonio para vivir una noche especial. De hecho, puede ser mucho más emocionante llegar a la casa un día cualquiera y encontrarse con la sorpresa de un "cheese & wine" listo para disfrutar con buena música.
La combinación de quesos y vino es clásica porque es de preparación simple y muy sabroso al paladar. Para la ambientación, lo primero es lucir la madera de tu mesa. Basta con que uses individuales, fuentes y pocillos de tonos neutros como negro, blanco y café, de modo que el color esté dado por los alimentos.
No olvides sumar toques románticos con un par de candelabros y un florero de vidrio con lindas flores silvestres.

También ten en cuenta que las tablas de madera sirven para mucho más que cortar los alimentos. Cualquiera sea la ocasión, la materialidad de la madera aportará calidez al ambiente con su presencia; además que sobre ella podemos poner lo que queramos, desde frutos secos hasta pequeños recipientes.


Romance a la francesa

Para preparaciones más elaboradas, conviene ir un poco más allá también con la decoración. Nuestra recomendación es que optes por el estilo francés para crear un ambiente romántico, sobrio y elegante.
Aquí la vajilla blanca, los delicados textiles en tonos claros, un par de candelabros altos y un exquisito espumoso en copas flauta no pueden faltar. Para complementar, usa un pequeño arreglo de flores naturales o artificiales, y luces a baja intensidad.


Un toque extra

Para un encuentro de a dos, pero más relajado y alegre, el estilo mediterráneo calza perfecto. Ideal para los amantes de las preparaciones sencillas y llenas de color.
Inspirada en los paisajes costeros del sur de Europa, esta ambientación tiene como clave la frescura del color azul y sus derivados. Tal como en la imagen, lo puedes usar en los individuales, las copas, la vajilla, los adornos y hasta en las flores. Para combinar, nada mejor que la cerámica blanca y los elementos de madera y vidrio.